Niños Mutantes viaja a Caracas con canciones de cambios y libertad


Aterriza en Caracas la banda Niños Mutantes, rompiendo una sequía de presentaciones internacionales de rock en Venezuela (sí, estamos excluyendo el despropósito financiero que es el Suena Caracas). Los de Granada (España) vienen a presentar su más reciente repertorio, los discos Diez y Diez&Medio

Niños Mutantes es una agrupación que no se anda por las ramas. En 2012 editaron el disco Náufragos para mostrar su enfado reivindicativo, un portazo a los abusadores de poder y un vistazo a tragedias sociales y personales, con todo y erosión emocional como en "El miedo" adornado por metales.

En 2014 le cantaron a El Futuro, poniendo la mirada en el porvenir, incluso la inevitable muerte. “Todo va a cambiar”, recitaban... y ojalá. Así sumaron títulos a una discografía que comenzó a configurarse en 1998. 

 En 2016 cumplieron 20 años haciendo lo suyo, y lo celebraron con Mutanciones, un recopilatorio grabado clandestinamente con versiones, que los llevó a girar por España. Y tener dos décadas en el negocio no es cualquier caramelo. Es disciplina, aguante, paciencia y reinvención. Crecer o morir. Y estuvieron a punto de lo segundo justo después, cuando estuvieron a punto de separarse.
 

Las sombras acumuladas las pusieron a trabajar para en 2017 editar su décimo disco, Diez, donde trabajaron una decena de piezas que tenían en el tintero de unas 20 en total. Cabalística la repetición del número. 

Allí se cuenta “Pura vida”, con ribetes oscuros y escrita durante unas vacaciones en Costa Rica en medio de una tormenta en la selva. También “Glaciares y volcanes” y el sonido “más rock” que quisieron darle al conjunto, como afirmaba la banda al respecto de las canciones que hablan “de cadenas y libertad, y de la difícil tensión entre ambas”, en palabras de su vocalista y guitarrista Juan Alberto Martínez. 

 Canciones que se desviven por el buen uso de las guitarras, y la precisa incorporación de teclados y sintetizadores en una de las colecciones más precisas de su carrera. Destacan "FGL", "Salmo", "No continuar" y "El instante".
 

Diez tiene 33 minutos y momentos narcóticos, como el tema “NM” que responde a las iniciales de la banda y no de algún dictador por ahí. Un himno de reconciliación con estupendos teclados que canta:

No sabemos si nos callarán

Ni si esto sobrevivirá
Si alguien nos recordará
Y nos guiará una idea lúcida
Que nos salvará de un destino trágico
Toda mi energía está en la música
Todo lo demás se destruye rápido

Ahora en 2018 los de Granada han publicado nuevas canciones, mientras anuncian su primera gira latinoamericana. Se trata de un “repele” de las canciones que trabajaron durante las sesiones de Diez, que han agrupado en un EP, Diez&Medio.

La primera es “Sin pensar”, que pudiera servir como banda sonora a quienes deciden agarrar algunas pertenencias y cruzar las fronteras venezolanas, como sea:

Te deseo buena suerte

Que te vaya bien
Que te sea leve la velocidad
Que los dioses te protejan
Y te hagan ver Un nuevo camino
A la eternidad


Las demás son “A galopar”, una versión de una pieza original de Paco Ibáñez de 1969 que convirtió en canción un poema de Rafael Alberti; “Segunda oración del desierto” sobre oportunidades perdidas; y “No pude llegar a tiempo”, densa y cinematográfica.



Todas forman parte del repertorio que Niños Mutantes presentará en Caracas el sábado 1 de septiembre, en el Anfiteatro El Hatillo. Será la primera parada de un tour que los conducirá también a Panamá y a Colombia. La oferta internacional de rock en la capital venezolana se vino a pique desde hace al menos dos años. 

Ahora se abre un paréntesis gracias a la Oficina Cultural de la Embajada de España, la Alcaldía de El Hatillo, Vive El Hatillo y Ernie Producciones (su casa disquera), para presentar “el más mutante de sus discos, una creación rotunda, salvaje y poética que narra un viaje hacia la libertad”, dice la nota oficial. Y vaya que eso último hace falta. 

Será interesante escuchar en Caracas la canción “Balada del hombre libre” con su ritmo de rollinga y la letra: “porque soy un hombre libre, una mujer libre”.



La banda está conformada por Juan Alberto Martínez (vocalista y guitarra), Nani Castañeda (batería), Andrés López (guitarra y teclados) y Miguel Haro (bajo) y ha definido su música como “streepteases” emocionales. Entonces desnudarán sus canciones el sábado 1 de septiembre a las 6:00 PM en el Anfiteatro El Hatillo, ubicado en la calle Bellavista, al lado del Centro Comercial Paseo El Hatillo, con entrada libre. 

Aquí puedes escuchar todo el disco Diez. 

Aquí puedes escuchar todo Mutanciones. 

Aquí puedes escuchar todo El Futuro. 

Aquí puedes escuchar todo Náufragos. 

Aquí puedes escuchar todo Canciones para el primer día en la tierra, con su material más antiguo.