EDICIÓN IMPRESA 157 - Alfredo Escalante subió al firmamento


Quizá Alfredo Escalante quiso ser el presentador de la orquesta celestial que se está formando en el más allá con David Bowie, Glenn Frey, Lemmy Kilmister, John Bradbury, Dale Griffin y hasta Pablo Manavello, todos músicos entregados al rock que partieron en el último mes apenas. El "duende azul" como fue conocido el locutor y presentador emblemático del rock en Venezuela hizo silencio luego de una vida de rupturas, de contracultura, de experimentos, de psicodelia y de poesía para expandir mentes, como calificaba a la "poética" que aseguraba se colaba en la música de Los Beatles y tantas otras bandas.

Fue protagonista de un movimiento juvenil irrepetivble en Venezuela, cuando los melenudos se apropiaron de los medios de comunicación por primera vez, apoyados por Radio Capital 710 AM, renacida como emisora para las nuevas generaciones. "La emisora que hizo gustar la radio otra vez" le abrió los micrófonos, los estudios y los oídos a toda una generación. Alfredo estuvo allí, detrás y frente a los micrófonos, "haciendo daño", como le gustaba decir. Se sumó a un roster de estrellas: Iván Loscher, Plácido Garrido, Cappy Donzella, Tinedo Guía, Amauri José Díaz, Napoleón Bravo y otros tantos.

Con los años, la dedicación y la pasión de un rockero consumado, antisistema y contestatario, se convirtió en emblema de un género. Fue quien se atrevió a transmitir como si fuera en vivo el Festival de Woodstock de 1969, a sonar tanto a Santana que hubo quien lo señaló como responsable de su primera visita a Caracas, a desafiar los cánones y dejar sonando canciones largas, auténticas suites que superaban por largo los 5, 10, 15 minutos. Una excentricidad en radio comercial. Todo desde su programa "Happenin' 70", desde su siguiente espacio, "Medium", y desde su emblemático, longevo, multiformato e inmortal "La Música que Sacudió al Mundo".

De Radio Capital pasó a Radio Impacto, A Radio Nacional de Venezuela, a la Emisora Cultural de Caracas (parte de los primeros en ser escuchados en FM en el país en esa pionera emisora) y finalmente en la que sería su casa hasta el final: 92.9 FM. Las pantallas vieron batir su melena en la señal de Radio Caracas Televisión y de Venezolana de Televisión, donde los colores, la psicodelia, los filtros y el rock se combinaban con los mensajes y las entrevistas que hacía cuando la diversidad cultural nacional permitía tales cosas. Así, entrevistó a Queen, a Saga, a Led Zeppelin, a Police, a Van Halen, a Judas Priest y a cuanto rockero pisara estas tierras.

También fue promotor del "rock nacional", apoyando a Arkangel, sus niños mimados, en plena lucha con Resistencia por la bandera del género hecho en el país. Ganaron, él y Gillman, para separarse décadas después y nunca reencontrarse. El veterano creía que a la revolución le hacía falta rock, que prefería escuchar reggaetón en libertad, antes que rock de rodillas. Duro.

Se fue Alfredo Escalante, a sus 73 años. Una estrella en el firmamento que, como él decía, ahora nos guiará hacia un nuevo amanecer.

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV