OPINIÓN - "25", el LP innecesario de Adele


Por Humberto Sánchez Amaya / kurrentmusic.com

25 funcionaría mejor como un EP. Es un álbum con canciones innecesarias, redundantes en sonido y temática. “Hello”, el primer sencillo, es una buena pieza que sin embargo no llega a ser lo suficientemente prometedora como lo fue “Rolling In The Deep” en 21, su anterior producción, que desde los primeros 30 segundos vislumbraba casi una hora de buenas composiciones; depresivas, agradables y cambiantes. Algún cínico podía entonces predisponerse a escucharla, pero la obra no necesitaba defensores. Fue un vendaval innegable hace cuatro años.

Pero ahora Adele opta por lo seguro. 25 pareciera ser un compendio de temas que sobraron aquella vez, compuestos a la usanza de 21, pero sin llegar a ser tan buenos como los que finalmente se editaron en 2011.

Aunque la revista Rolling Stone lo considera el segundo mejor disco de 2015, la grabación posee canciones corrientes que sin su firma, la mayoría, pasarían sin gloria en la industria. Se nota el miedo al atrevimiento, a salir de la zona de confort para atrincherarse en una monotonía de 48 minutos y saturación del piano, como si Coldplay hubiera hecho de su segundo disco una versión extendida de “Trouble”.

Claro, hay canciones que merecen ser destacadas destacar. Es cierto que “Hello” ha sido exitosa. Existen centenares de versiones que se pueden encontrar en Youtube, donde solo el video oficial tiene más de 833 millones de reproducciones. Una vez termina, 25 se vuelve prescindible  hasta “Million Years Ago”, la novena canción –de un total de once que tiene la edición estándar-, que en buena parte resume lo que la Adele cantó en los minutos anteriores. Después de un mes de oportunidades, también rescato “Sweetest Devotion” y “All I Ask”. Con esas tengo mi EP ideal.

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV