Los mejores discos venezolanos de 2015, según Esto Sí Suena


Si 2014 tuvo una merma en la cantidad de publicaciones nacionales, debido al tenso ambiente político nacional, en 2015 vio luz una cantidad de material grabado desde meses atrás en conjunto con los lanzamientos planificados para este año. Aquí una lista -intencionalmente sin numerar- de los 10 (+2) mejores discos venezolanos de pop rock publicados en 2015.

También seleccionamos tres EPs y tenemos un video para que des una probada a los sonidos que emanan los mejores discos venezolanos de 2015.


Charliepapa – Y/O
Es un cliché endilgarle la madurez de una banda a un disco, pero Charliepapa le imprimió bastante a su tercer álbum publicado, que los llevó a tener dos nominaciones en los Grammy Latino. Con un sonido limpio y cuidado, sin relleno –ni de sonidos ni de canciones-, y con distintas intenciones todas enfocadas en un solo estilo, los merideños consiguieron definir un sonido propio, entre la inmensidad y la sutileza, con protagonismos intercambiables y con escenarios para adentrarse. La pegajosa y explosiva “Astrómeta” es tan solo la primera probada de un disco hecho para embriagarse con rock directo (“Abismo”), sonido industrial (“Bengala”) y hasta melodías ligeras y acústicas (“Fe y razón”).



Okills – América Supersónica
Producción cuidada y arreglos precisos. Beben de la gran influencia de Maurimixx (Mauricio Arcas de Los Amigos Invisibles), quien desde la producción le terminó de dar color a las intenciones de la banda. La estética tropical no atenta contra sus intenciones líricas sino que las impulsa y les da sabor, como el que imprimieron un montón de invitados de lujo como Diego "El Negro" Álvarez, Jorge Glem, Manuel Rangel, Álvaro Paiva Bimbo y Luis Freites -exponentes de la estética renovada de la música de tradición venezolana. Indudable crecimiento para una agrupación que se abre camino en escenarios continentales, ahora desde México.



Recordatorio – Lógica Resbalosa
Canciones personales, intimistas, desde la visión del alter ego musical de Armando Añez, quien dejó salir su otro yo para producir este trabajo con el cual rompió varias ataduras, incluso estéticas. Tremendo trabajo en la presentación de la edición en físico, con el aporte del artista plástico Rafael Parra.





Willbert Álvarez – Musical Animal
Un disco honesto y a la vez desahogo de un músico comprometido con su banda pero que decidió recoger las migas de pan dejadas en su camino hasta ahora, especialmente desde su llegada a Barcelona hace una década. Grabar en Madrid, defender sus canciones sin filtro y trabajar en un estudio y con productores distintos valió la pena, incluyendo la creatividad impresa a su videoclip de “Te busqué” nominado al Grammy Latino. Entre las canciones más completas están “Falling in love in NY”, “Hypocrits and Siluettes”, “Vete a la mierda”.



Los Crema Paraíso – De Película
José Luis Pardo tiene una (sana) fijación con la cultura pop aletargada y desvencijada de la Venezuela que fuimos. La pone a jugar en el disco más reciente de Los Crema Paraíso, desde Nueva York, donde reconoce las influencias del entorno que lo vio crecer, de adentro y de afuera del país. Canciones para reencontrarse con ese pasado sin internet, como ya lo hizo en 2014 con La Orquesta Discotheque y como lo intentó este año la agrupación Maria Lavanda con su disco En sintonía de Radio Lavanda.



Rodrigo Solo – Rodrigo Solo
Rodrigo sabe cómo hacer música y enganchar. Lo ha probado con Viniloversus y ahora con su álbum en solitario le dio rienda suelta a sus intenciones más personales. Lo hizo vistiéndolas con sencillez acústica para que su voz resalte, le interesa contar la historia, que su letra se escuche sin distracciones. Un álbum honesto que la aporta una profundidad particular que reta tanto a la fanaticada de Viniloversus como a la propia banda.




Unos Infames – El eterno retorno
El rock está vivo. La premisa de Unos Infames, desde Puerto La Cruz, le imprime trascendencia a un álbum hecho con conciencia histórica de sus intenciones. Un baile de guitarras entre la influencia de la escena ochentera y el impulso de quienes tienen cosas que aportar desde la provincia, con arreglos contundentes y guitarras ruidosas. Tomando referencias tan dispares, que van desde el rock de los 70 hasta Friedrich Nietzsche.



Augusto Bracho y Moisés de Martín – Pajarera vertical
Este es un disco de absoluta música de autor. Con líricas cómplices, intenciones difusas, estéticas divergentes, Augusto Bracho (Gustavo Guerrero) y Moisés de Martín (José Ignacio Benítez) ponen a juguetear sus cantos latinoamericanos, sus poemas urbanos y sus guitarras despiertas en un disco que no se aferra a conceptos ni estéticas. Lo que quieren es cantar sus verdades. Uno de los cinco discos publicados por Benítez durante este año… y todos muy buenos.



Ulises Hadjis – Pavimento
La piel del marabino se ha hecho más dura, y eso le ha permitido poner a un lado la timidez para mostrarse más franco y más extrovertido. Ahora se atreve a cantar y narrar en primera persona, a aprovechar la maleabilidad del sonido plástico, a descubrir sus intimidades y salir ante el mundo como salió del país: con honestidad. Emigrado por sentirse atrapado en una sociedad rota, en un país desolado y sin oportunidades; encabeza ahora una carrera de alcance latinoamericano que tiene en Pavimento una excelente tarjeta de presentación.



Presidente – Ilustre ventanal de estrategias
Heberto Añez Novoa tuvo un año agitado, de repertorios cambiantes. Publicó el expansivo álbum 46dpi junto a su banda TLX, acompañó a Recordatorio en su Lógica resbalosa y firmó como Presidente, su alter ego artístico, el álbum Ilustre ventanal de estrategias lleno de arreglos delicados y adornos preciosistas, una cátedra de composición. Se trata de un disco dedicado a explorar toda la paleta de emociones humanas. Lo hace a través de canciones que beben de las estéticas brasileñas, pero también del uso de sintetizadores con aroma argentino y con una punzante guitarra eléctrica que aparece para colorear siempre dentro de las líneas.



José y el Toro – Retrato
Este fue un año para la música intimista. Lo demostró Hotel con su tremendo EP Paisajismo nocturno y José y el Toro con Retrato, su álbum debut con 11 piezas construidas desde la habilidad instrumental, el corazón desnudo y la voz trémula. José y el Toro, segundos nombre y apellido del tachirense William Casique, construyó un trabajo sorpresivo tanto como inmediato. Armado tan solo con su guitarra, como en su impactante participación en el Festival Nuevas Bandas 2015, presenta canciones con relatos humanos, algunos biográficos y otros quién sabe, que revelan las reflexiones humanas, locales y universales de un cantautor que inició una etapa exigente en su propio camino.



La Herencia – Tributo a Simón Díaz
Genial trabajo compilado de varios artistas poniendo sus estéticas al servicio de la imaginación sabanera del Tío Simón. Las mejores versiones son aquellas que se alejan de su formato original y se adentran a explorar nuevos universos, como “Luna de margarita” a cargo de Samy Hawk y “El Alcaravan”, con Okills, entre otras. Un encuentro generacional con el catálogo del hombre que marcó para siempre la esencia musical venezolana.



*Los discos Coca y Gasolina de Melancólicos Anónimos y La Orquesta Discotheque de José Luis Pardo estarían en esta lista por su alta calidad, inigualable intención y arrojo, pero ambos fueron publicados cerrando diciembre de 2014.


Mejores EP venezolanos:

Hotel - Paisajismo Nocturno
Diego García pareciera no tener miedo a mostrar sus entrañas. A través de su poesía, relatos e imágenes nos ofrece una probada de sus pensamientos, atribulados entre poesías y deudas. Canciones honestas, con melodías cuidadas y producción mínima para entregar el mejor EP del año.





Quincalla - Funicular Liminal
Conformado por el material que presentaron en el Festival Nuevas Bandas 2015, este EP debut los muestra confiados en un sonido psicodélico sin ambages. Canciones con identidad, bebiendo de escenarios e influencias internacionales como Tame Impala, pero añadiendo fórmula propia para producir un trabajo que hace prever un buen trabajo de larga duración que esperan publicar en 2016.



La Fiesta Animal - Las Calles
Los tonos oscuros de algunas piezas sostienen la propuesta post punk de este grupo de Puerto La Cruz. Enfocados en hacer música para la tarima, entregaron este trabajo con el cual también compitieron en el Festival Nuevas Bandas 2015 generando buenas reacciones y haciendo de la espera por un larga duración de mejor producción una que se hace larga.

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV