EDICIÓN IMPRESA 144 - ¿Por qué los Pepsi Music no son en vivo?

Publicado en el semanario TalCual del 11 al 17 de septiembre 2015

Ya los Premios Pepsi fueron durante la semana, a pesar de que el país los vea en televisión la noche del viernes, por Televen, dos días después. Muchos ganadores ya se conocen, por no decir que casi todos visto que artistas y productores aprovechan sus redes sociales para alegrarse, compartir el premio y festejar el logro. Hasta la marca patrocinante tuitea los resultados. Lo cual nos lleva al primer asunto: ¿tiene sentido hacer una entrega de premios, la única que sobrevive en el país, y transmitirla en diferido dos días después? En tiempos de conectividad digital, luce absurdo. 

Por lo menos para enterarse de las premiaciones, teóricamente el punto central del evento. La transmisión televisada queda para la vitrina de los shows en vivo, y para la Venezuela desconectada. Pero, ¿a la Venezuela desconectada que no tiene Twitter, ni Facebook, ni lee páginas digitales que replican las informaciones, les interesa lo que ocurra con unos premios fundamentalmente dirigidos a público "joven"?

Unos premios, una gala, como la que aspira ser los Pepsi Music, con alfrombra azul y todo, pierde buena parte de su brillo al no ser en vivo y televisada. Las razones pueden ser muchas. En teoría, se busca cuidar los tiempos de la transmisión, no salirse de los límites horarios preestablecidos en la parrilla de programación del canal. Sería válido, pero está demostrado que con producción refinada se pudiera controlar la duración de la emisión, como ocurre con entregas de galardones internacionales. Además, para eso está la gala no televisada, para entregar los premios menos atractivos para el gran público. 

La segunda razón que se pudiera pensar es que en postproducción se pudiera "afeitar" todo aquello que baje el ritmo del programa. Válido, pero no aplicable. Todos sabemos que una entrega de premios es eso, y lo más atractivo -de hecho- son los momentos inesperados. 

Por lo tanto llegamos al elefante en la habitación: la censuraBien es sabido que la primera entrega de los Premios Pepsi Music, transmitidos por Venevisión, ocurrió horas después del asesinato del manager de Caramelos de Cianuro, Líbero Iazzo, y que en el evento no pocas voces se sumaron pidiendo parar la violencia. 

El ojo de Conatel no perdona, y hubo censura. Quizá Televen quiere curarse en salud y evitar poner en pantalla momentos o mensajes incómodos y por eso prefiere tener una ventana de casi 48 horas para editar la grabación. Afeita por aquí, afeita por allá. 

En todo caso, coincidimos en la necesidad de tener más premios, una manera de reconocer lo que significa hacer discos, canciones y espectáculos en un país con una escena artística depauperada, en huida y con rigurosas limitaciones. Aplaudimos a los Pepsi Music y esperamos pronto tengan más competencia, que pudiéramos tener una "temporada de premios". Algún día. 


Desde aquí felicitamos a Laura Guevara, quien se llevó cuatro de las "orejonas" por el impulso de su tema y videoclip "Late" y de su carrera tan impactante. También destacamos a Léster Paredes, quien apuesta a la música fusionada, distinta, y se coló en World Music; y a la MAU con su rescate de las tradiciones con estética y alma de nuevo cuño. Los aplausos los extendemos a los amigos Vargas, Edward Ramírez y Los Mentas y a muchos de los galardonados, que ahora tienen la vara más alta.

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV