AUDIO - Hace un año terminó el sueño stereo de Cerati


Se cumple un año de la muerte de Gustavo Cerati. Hace un año terminó su largo sueño stereo que durante cuatro años sufrió el ídolo del rock latinoamericano. En Argentina, recientemente se publicó el libro Cerati, la biografía, del periodista Juan Morris. A pesar de que el texto relata la vida y obra del argentino, lo que ha generado más impacto ha sido lo escrito en el capítulo dedicado al último concierto en Caracas, posterior al cual ocurrió al derrame cerebral (ACV) que sorprendió al músico y lo dejó postrado. 

El libro da cuenta de supuestas fallas de los paramédicos venezolanos que atendieron en un primer momento a Cerati y afirma que, para evitar a la prensa, demoraron casi una hora en sacarlo del camarín hacia un hospital donde finalmente al llegar había un apagón que obligó a otro traslado para hacerle estudios. 

"Era una gran incógnita qué había pasado en Venezuela, la fuente principal de información fueron los amigos y compañeros de la banda que lo acompañaron en la internación y esa noche cuando se descompensó", explicó Morris en Buenos Aires. Según el autor "no queda claro que lo hayan atendido de la mejor forma posible" en esas horas vitales, aunque los médicos que entrevistó "fueron muy cuidadosos y ninguno dijo que si lo atendían de otra manera se salvaba". 

En las páginas, Morris escribió, entre otras frases, que "Al día siguiente, Gustavo se despertó en la clínica consciente pero confundido (...) La comisura derecha de la boca se le había dormido y le daba un rictus de rigidez al lado derecho de su rostro (...) Cuando llegaron (a la sala de tomografía), la camilla no pasaba por la puerta y Taverna tuvo que cargarlo". Da cuenta el escrito sobre posibles descuidos en la alimentación dada al enfermo y otras observaciones de testigos que lo ayudaban a comer porque no tenía ni fuerza para hacerlo. 

Sin embargo, tal recuento se confronta con versiones de la prensa venezolana, como el texto suscrito por Alonso Moleiro en la revista Clímax: "Parece cierta la hipótesis de que aquel día el músico despertó relativamente estabilizado, incluso de buen humor, con ánimos suficientes para bañarse, comerse las arepas que ha reseñado la prensa y caminar con ayuda por el entorno de la habitación". 

El periodista venezolano Sergio Moreno estuvo en el Centro Médico Docente La Trinidad esos días de 2010 cubriendo el asunto. Alguna vez vio al ídolo, a lo lejos, sentado en la cama, "descompensado pero despierto", según relató. 

El hijo del cantante, Benito, de 21 años, dijo que la biografía escrita por Morris "carece de veracidad, tiene muchas imprecisiones y no está autorizada por la familia. Además está escrita por alguien que nunca lo conoció ni tiene vínculo con ninguno de los miembros de la familia. Por ahora no hay nada oficial". Sin embargo, Morris sostiene que consultó a Clarke sobre el libro y que contó con el consentimiento de la madre de Cerati. Pero no viajó a Caracas a buscar la versión de quienes estuvieron en la clínica esos días de 2010. 

Aún queda historia por contar. 

Este es el tributo que le hicimos a Cerati en nuestro programa de radio hace un año:

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV