EDICIÓN IMPRESA 139 - Música contemporánea para superar los contratiempos

Publicado en el semanario TalCual del 24 al 30 de julio 2015

Comenzó el Festival Caracas en Contratiempo, organizado por Guataca Producciones. La inauguración fue toda una declaración de intenciones la noche del miércoles, con dos conciertos simultáneos cuyas lecturas incluyen no solo sus exponentes sino sus lugares de ejecución. Por un lado, el Trasnocho Cultural, convertido en el nuevo polo de la cultura del este de la ciudad, vio pasar por la tarima de su teatro a tres ensambles: Terapia (con un excepcional Miguel Siso y compañía), Pabellón sin baranda (con su propuesta a ratos experimental) y El Cuarteto, inmortales. 

Por el otro, un concierto de Aquiles Báez con la voz poderosa de Betsaida Machado presentando las canciones de su más reciente álbum, San Miguel, en el Teatro Principal, al lado de la plaza Bolívar en pleno centro de la capital. 

La música uniendo polos. Algo muy necesario, especialmente desde que al Ateneo de Caracas le arrebataron el edificio que tenía como sede cerca de la Plaza de los Museos, quizá uno de los pocos lugares donde toda la ciudadanía podía encontrarse, ni muy "al oeste" (entendido como espacio chavista), ni muy "al este" (estigmatizado como reflejo en el mapa de la oposición). Por eso la iniciativa de los organizadores del Festival Caracas en Contratiempo es valiosa, porque busca acercar, reunificar, consentir de nuevo la idea de que esta es una sola ciudad, sin fronteras invisibles, sin muros de Berlín en torno a la Plaza Venezuela. 

Es la tercera edición del festival de música contemporánea venezolana, la que se hace a partir de los instrumentos más criollos que conozcamos: cuatro, maraca, bandola, pero logra aumentar la proyección de sus sonidos e integrarlos con el jazz, el blues y hasta el rock, cuando corresponde. El evento, que estará ofreciendo presentaciones y espectáculos dentro y fuera de Caracas durante dos semanas, se convierte en una vitrina para degustar las propuestas más llamativas que durante todo un año se construyen en las Noches de Guataca, que nacieron como un encuentro íntimo en la casa de Ernesto Rangel y no solo se han convertido en galerías del talento emergente venezolano sino que comienzan a afianzarse como carta de presentación para otras audiencias como Nueva York o Miami donde ya se realizan las Guataca Nights. 

Uno de los eventos centrales de este año es el homenaje a la música oriental, personificada en María RodríguezConversando con Rangel, nos comentó la importancia de ponerle rostro a tales sonidos, cuyo aplauso será construido en un evento para el que viajarán músicos salidos de la propia Cumaná, que viajarán a Caracas en autobús. Música oriental, de verdad. 

También habrá homenaje a Gualberto Ibarreto, y la descarga de cierre con la descarga que Aquiles Báez clausura estos festivales montando en tarima a medio mundo para tocar. 



Cada año que el Festival en Contratiempo logra ser anunciado y concretado es un logro para la promoción cultural, tan necesaria en un país donde no se consiguen cuerdas para cuatros, ni hay dinero para invertir en espectáculos. 

La mística se mantiene y sigue afinada, pero a veces no basta con las intenciones. Por eso los organizadores confiesan estar emocionados y sentidos. Ellos también esperan que cada edición no sea la última. 


Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV