EDICIÓN IMPRESA 127 - La "música digital", el renacer del vinilo y el recuerdo del CD

"Volvamos al CD", ruega Andrés Calamaro
Edición impresa publicada en el semanario TalCual / Fin de semana 24 y 25 de abril 2015 


El debate sobre la música y el consumo digital sigue levantando polvo. Mientras la industria del libro y del cine busca "que no nos pase como a las discográficas", los artistas se enfrentan a la dualidad entre plataformas que difunden globalmente las creaciones versus la mínima capacidad de sacarle dinero.

Esta semana, por ejemplo, el argentino Andrés Calamaro publicó en Twitter una extensa reflexión sobre la música, los músicos y los formatos sonoros derramada en hasta 30 mensajes seguidos. A su juicio, el mp3 y lo digital han acabado con el arte de hacer canciones, que ahora debe vivir de la "retromanía", con ventas de discos en vinilo y aprovechamiento de públicos sembrados décadas atrás para llenar conciertos.

"Volvamos al CD. Pero con mucha fuerza", fue el primero de sus mensajes. "Basta de adorar vinilos viejos... La musica se diluyó en el aire. No va a volver. La arruinamos", dijo sobre el repunte de ventas y el renacer que ha tenido el formato en acetato, para coleccionistas pero también para los que han convertido a los discos "de pasta" en objeto de culto.

En 2014 se vendieron 9,2 millones de discos en el viejo formato para tocadiscos alrededor del mundo, seis de cada cien álbumes vendidos. Un aumento de 53% con respecto a 2013 y a años luz de las cifras de finales de los 90 cuando los vinilos tocaban fondo. Eso, a pesar de que no es un formato barato. "Cómo aficionado encuentro escandaloso pagar siete o veinte euros por un disco viejo... Me cansé del ritual", escribió El Salmón.

La petición, el llamado, la súplica de Calamaro por rescatar el CD (mejor calidad de sonido, portabilidad, costos y rentabilidad), sin embargo, él mismo aseguró que llega tarde para enfrentar a la música "digital" (solo un mote, porque asegura que los conceptos no son compatibles).

Curiosamente, desde el año pasado, e incluso el pasado 15 de febrero de 2015, "El Salmón" escribió en su columna de la revista Rolling Stone española sobre discos en vinilo. La publicación aseguraba que con esos textos, el músico "te motiva a gastar los ahorros en vinilos".

¿Batalla perdida?
Hace un mes la página especializada norteamericana Consequence of Sound reportó que las ganancias obtenidas por las subscripciones a los servicios de música online habían superado las ventas de CDs por primera vez en la historia.

Además, esta semana The Wall Street Journal publicó que el valor neto de la plataforma Spotify es 8,4 mil millones, más de lo que vale toda la industria musical estadounidense. Spotify tiene 15 millones de suscriptores alrededor del mundo y cuenta con 45 millones de usuarios activos, a pesar de la reticencia de artistas como Taylor Swift o Los  Beatles.

Pero Spotify no juega sola. A esos números habría que agregarle los de compalías como Pandora, Deezer, Rdio o la propia iTunes, cada una con distinto formato de funcionamiento. 

Por cierto que hace unas semanas se lanzó un nuevo servicio, Tidal. Vino acompañado por el impulso de grandes nombres de la industria musical y la idea era ofrecer el mejor trato posible a los creadores por comercializar la música. Pero todo apunta a un estrepitoso fracaso.


Roger Waters por partida doble
El británico Roger Waters estrenará el 29 de septiembre un documental sobre su exitosa gira The Wall, con la que recorrió todo el mundo entre 2010 y 2013, tocando tanto en pabellones cubiertos como en grandes estadios al aire libre.

Dirigido por el propio Waters junto a Sean Evans, la cinta sigue al músico durante el paso de la gira por Francia e Italia, donde visitó memoriales de guerra mientras The Wall se convertía en la gira mundial más exitosa de un artista en solitario.

"Fuimos una gran familia en la carretera, 189 personas. Estoy encantado de dar la bienvenida a todos los de Fathom y Picturehouse. Con su ayuda encontraremos la perfecta manera de recordar no solo a nuestros seres queridos, sino también a esos otros tipos que cayeron, vivieron y a los que no han nacido", dice Waters en un comunicado. ¿Se verá en Venezuela?

Por otra parte, el disco Amused to Death (1992) será reeditado este año. Las canciones sobre el consumo y la violencia, inspiradas por un libro de Neil Postman y las reverberaciones de la Guerra del Golfo, contaron con música de nombres fuertes de la industria, como Jeff Beck, pero no lograron tener buenas ventas a pesar de la crítica favorable. El álbum tampoco fue apoyado por una gira de conciertos.

Pero en julio se publicará una versión aumentada y remezclada en diferentes formatos (CD, CD/Blu-ray, SACD, descarga digital, vinilo doble y coloreados). “La mayor parte de lo que yo quería decir entonces lamentablemente continúa siendo pertinente hoy en día, e incluso es más relevante en cuanto a nuestra situación como personas en 2015", dice Waters.

“Estoy muy satisfecho con la reedición de Amused to Death porque es un disco que no recibió la atención que merecía cuando originalmente salió", agrega en el tráiler.


Jorge Spiteri premiado en Londres
La 4ª edición de los premios AirEuropa LUKAS (Latin UK Awards) otorgará premio a la trayectoria artística del músico venezolano multiinstrumentista Jorge Spiteri, pionero de la música latina en Gran Bretaña.

La ceremonia será el 13 de mayo en el teatro Koko, en Camden, y será conducida por Boris Izaguirre y George Harris. En la ceremonia también será reconocida la pianista venezolana Clara Rodríguez.

En la gala del Air Europa LUKAS, Spiteri tocará junto a Urban Soul Orchestra (Mick Jagger, Destiny's Child, Take That, Jessie J.), Karl Vanden Boscche (Sade, David Sanborn, Blur, Steve Winwood, Mark Ronson), Tony Remy (Annie Lennox, Incognito, M-People, Courtney Pine), Steve Lewinson (Massive Attack, Amy WInehouse, Sade, Simply Red), Pete Lewinson (Joss Stone, Kylie Minogue, George Michael, Lily Allen).

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV