VIDEO - Noel Gallagher: “Fuimos la última generación del rock. No habrá otros Oasis”



Al otro lado del teléfono, Noel Gallagher (Manchester, 1967), nos informa que en Londres hace “un frío de cojones”. El que fuera componente de Oasis, feliz en su nueva encarnación con el proyecto Noel Gallagher’s High Flying Birds, habla desde su hogar de Chasing yesterday, continuación de su álbum homónimo de 2011, y lo hace con orgullo, satisfacción y calma.

¿Es este un disco nostálgico?
Oh, bueno, no te voy a decir que… No es algo tan fácil. ¿Lo has oído? ¿Tú de verdad crees que es un álbum nostálgico?

No estoy seguro. Hay varias canciones en que echas la vista atrás hacia el pasado.
Supongo que si no se hubiese titulado Chasing yesterday nadie se plantearía si es más o menos nostálgico que lo que he hecho siempre. El título es el título, pero realmente no… Es solo un título.

En When the song remains the same reflexionas sobre el Manchester en que creciste. ¿Cómo lo recuerdas?
Muy favorablemente. Es mi hogar, mi ciudad favorita del mundo, un sitio alocado. Ahí aprendí todo y empecé a amar la música. Todo lo que aprecio de corazón, aparte de mi esposa y mis hijos, viene de Manchester. Y allí he vivido tres grandes periodos de la música británica: lo que luego sería conocido como Madchester, el surgimiento del acid house y el britpop. Para mi generación fue un lugar jodidamente poderoso, tío.

Aprendiste a tocar la guitarra escuchando el primer álbum de The Smiths (1983). Tantos años después, Johnny Marr toca para ti en "Ballad of the mighty I".
Conozco a Johnny desde hace 23 años, es mi amigo, pero nunca ha sido una relación en plan: “Eh, tío, hagamos algo juntos”. Al final surgió. Escribí la canción, sentí que podría verse beneficiada si interviniera él, le llamé y le pregunté. Simplemente.

Te sueles mostrar muy crítico con el estado del pop actual. ¿Los 90 eran mejores?
Por supuesto. En los 90 la gente compraba discos y la radio era mejor. Las listas de ventas eran mejores. La televisión era mejor. La política era mejor. La moda era mej… No, la moda no, era horrible. Lo único que es ahora mejor que en los 90 es mi aspecto, cómo me siento y mi equipo de fútbol [Manchester City].

¿Y cuáles dirías que son las razones de la decadencia del pop en estos años?
La industria musical ya soólo tiene que ver con el comercio. Cuando yo crecí con ella, aún trataba de cambiar la puta vida de la gente. Puedo predecir que el rock and roll que conocimos, ese espíritu outsider, va a morir. Nosotros fuimos la última generación. No va a haber otros Oasis, otros Led Zeppelin, otros Rolling Stones. Nunca. Gran parte de ello tiene que ver con Internet, Apple… Hay demasiadas opciones para la gente. Estamos en un mal estado.

¿Te gusta alguna nueva banda?
No.

Este verano volverás a tocar en el festival de Benicàssim, donde ya estuviste con tu primer álbum y con el último de Oasis. Parece tu bastión en España.
Sí, recuerdo que durante el concierto de Oasis de 2009 hubo un gran incendio. La última vez me acuerdo de haber visto allí a The Stone Roses con unos viejos amigos con los que hacía tiempo que no estaba, y me lo pasé de puta madre. Es uno de mis festivales favoritos, sin duda, siempre llevan a grandes grupos y hay una atmósfera increíble.

¿Cuánto tendrían que ofrecerte para reunir a Oasis?
Mucho. Millones y millones y millones. Puede que el  Rey de España tenga el dinero suficiente para ello.



Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV