EDICIÓN IMPRESA 123 - Homenaje a Vytas Brenner

Una ofrenda para redescubrir a Vytas Brenner
Con un concierto en el Teatro Teresa Carreño celebrarán el repertorio de un innovador de la escena del rock nacional
Edición impresa publicada en el semanario TalCual / Fin de semana 21 y 22 de marzo 2015

En los años 70, el rock nacional se acercó al folklore venezolano. Eran tiempos de experimentación, de fusionar sonidos del progresivo con el jazz y con las estéticas del llano, del "folk" criollo. Uno de sus representantes más emblemáticos fue Vytas Brenner y su proyecto La Ofrenda.

Brenner, nacido en Alemania en 1946 y emigrado a Venezuela desde 1949 (aunque después se formó entre Caracas, Austria, España y Estados Unidos), compuso varios de los álbumes y temas más emblemáticos de esta época: cuatro larga duración en total, además de un disco grabado en concierto, el primer álbum "en vivo" doble publicado en el país. Además, fue pionero en la escena nacional en asumir el rock como un negocio, organizando la primera gira formal por varias ciudades.

Según Felix Allueva, autor del libro 'Crónicas del rock fabricado acá', "los 70 es el momento en que el rock se parece más a Venezuela" gracias a iniciativas como la de Vytas que dio impulso a otras como La Banda Municipal de Grerry Weil o la Venezuela Joven de Alexis Rossell, como también lo recuerda el coleccionista Vicente Corostola.

Su aporte continuó durante los 80 y los 90, entregando siete discos más y hasta una sinfonía, Oro negro, que fue estrenada en 1989 por la Orquesta Sinfónica de Venezuela bajo la dirección del maestro Alfredo Rugeles. Además, a Brenner se le recuerda como el primer músico de rock capaz de hacer conciertos masivos, incluso llenando el Poliedro de Caracas.

El músico Santos Palazzi lamenta que "las generaciones actuales ni saben de su trabajo, pero lo que llaman ahora el neo folklore, y cosas como el Rock & MAU lo empezó Vytas Brenner en los años 80. Todo músico de Venezuela debería saber algo de Vytas". Sergio Pérez, quen trabajó junto al austríaco en 1981, asegura que el músico "creó un concepto fusionando el pop, la música venezolana y la música afroantillana".

Para el ex integrante de Adrenalina Karibe, "cuando llegaron los 70 e Venezuela ya se tenía un lenguaje más universal en la música, luego del impacto de los Beatles y a medida que que daban esas búsquedas del rock sinfónico, de las tecnologías electónicas, de grupos como Yes o Jethro Tull". Según Pérez, en ese contexto Brenner se inscribió para impulsar tales investigaciones en la sonoridad venezolana.

Gabriel Figueira, de Gaélica, confiesa que no lo conocía "a fondo". Fue con este homenaje que "me he puestoa revisar la discografía entera y ha sido alucinante ver su aporte a la música venezolana. Fue un pionero de la electrónica, estaba muy adelantado a su momento y trajo tecnologías y géneros que no se habían escuchado antes aquí. Además, su estética es super actual. Hay canciones que pudieran ser de Faat Boy Slim o de una banda electrónica nueva", dice el encargado de la gaita escocesa.


La Ofrenda
Ahora, 11 años después de su fallecimiento (18 de marzo 2004), la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño será escenario para un nutrido homenaje este sábado 21 de marzo. Huáscar Barradas, Alfredo Naranjo, Gerry Weil, Jorge Spiteri, Guillermo Carrasco, Biella Da Costa, Alexis Rossell y José Ignacio Lares guiarán este concierto.

También participarán músicos que tocaron con Vytas, incluyendo a Sergio Pérez y Joseíto Romero, y hasta la OSV interpretará una suite que sintetiza el impacto de "Oro negro", con Rugeles en la batuta. La lista de invitados es larga para un evento que tendrá dos partes y un total de 22 canciones en el repertorio.

Gaélica, por ejemplo, interpretará "Frailejón" y "Caracas para locos", mientras que Sergio Pérez revivirá "Estoy como quiero", que cantó hace más de 30 años. En escena se recordarán otros temas como "Barlovento", "Tragavenado", "Sancocho", "Cachunchú", "Mandingo" y "San Agustín", mientras se mostrará un trabajo visual sobre Vytas Brenner de los artistas plásticos Elizabeth Abramovits, Marcos Salazar Delfino, Pancho Quilici Alejandro Grajal y Onofre Frías. 

Para Sergio pérez, el evento es "una retospectiva de Vytas, de su música, su época, su entorno y sus experimentaciones con las tecnologías electónicas. Es importante redescubrirlo para poder tener nuestras referencias históricas como las tienen otros países".


La vibrante escena latinoamericana
Esta semana fueron los festivales Vive Latino, Lollapalooza y Estéreo Picnic en países a nuestro alrededor. Latinoamérica visitada por nombres emblemáticos como Robert Plant, Jack White, Brandon Flowers, Interpol, y otros tanto de la escena global, mientras Venezuela se sigue mostrando aislada.

Pero lo mejor de esos festivales es el impulso a iniciativas latinoamericanas con identidad propia que aprovechan el impulso para mostrar su material. Es el caso de la banda ZeroKill, encabezada por el hijo de Gustavo Cerati; el dúo Pedrina y Río, la dulce voz de Elsa y El Mar o los sonidos de Triciclo Circus Band, los Rusos Hijos de Puta, Julie Doppler o Camilo Séptimo.

Son firmas nuevas que se lucieron ante públicos masicos (175 mil asistentes solo en el Vive Latino de México) en sus respectivos países, junto a bandas de data reciente y consolidados de las escenas regionales.

Mención aparte merece el proyecto Compass, que a pesar de no hber impactado en la tarima sigue ganando aplausos por su desarrollo conceptual: dos músicos convocando a 90 artistas en 9 ciudades para construir temas multiculturales. La iniciativa la encabezan los mexicanos Camilo Lara (Instituto Mexicano del Sonido) y Toy Selectah, y su álbum durante este año 2015 grabado entre Nueva York, Los Ángeles, Londres, Sao Paulo, Jamaica, Japón y China.

Todos los Memorias de la Música

Esto Sí Suena TV